Una entrevista que es un resumen de mi ocupación en los últimos meses

La entrevista que le hice a Vanessa Zablah ayer en Blogpocket Live es un resumen perfecto de mi ocupación a lo largo de los últimos meses.

Quería que Vanessa nos contase su experiencia y punto de vista acerca de la transformación profunda que hizo en su sitio web (Entre sneakers y tacones) y respecto al congreso virtual, Educar con mirada positiva, que organizó en julio de 2021, donde logró más de 2.000 suscriptores por email en una semana. Para el que desconozca lo que significa eso, decir que alcanzar ese número de suscriptores en tan poco tiempo no es nada habitual en email marketing.

Vanessa contactó conmigo a través de Twitter y me pidió optimizar su web de WordPress. Tras varias conversaciones con ella, le propuse replicar Entre sneakers y tacones con bloques del editor de WordPress (Gutenberg), una vez realizada la optimización a nivel de rendimiento, seguridad y SEO. WordPress es la plataforma de creación de sitios web y publicación de contenidos más popular: un tercio de los sitios web existentes en Internet están hechos con ella. Por si no lo sabías, en mi sitio Blogpocket.com me dedico a enseñar a crear de manera eficiente sitios web de WordPress optimizados.

Para los neófitos, Gutenberg es el nombre del proyecto cuya primera fase consistió en lanzar una nueva versión del editor clásico de contenidos de WordPress: la típica caja para formatear contenido y un botón para publicar, tal como se ha venido haciendo desde el principio (la primera versión de WordPress data de enero 2004). Pero esa nueva versión del editor trajo a finales de 2018 un innovador elemento en el mundo de WordPress: el bloque.

Un bloque es la unidad mínima de diseño en el nuevo editor de bloques de WordPress. El concepto, realmente, no es nada nuevo en la industria de las aplicaciones de construcción de webs. Sin embargo, es innovador dentro de WordPress; y facilita y agiliza la creación de contenidos.

Richard Tabor (jefe de producto en Extendify) afirma que WordPress está, con Gutenberg, en la cúspide de un esfuerzo tremendamente innovador. Pero veamos por qué.

En primer lugar, y si nos centramos exclusivamente en la primera fase del proyecto Gutenberg, consistente en evolucionar el editor clásico hacia algo más eficaz, nos encontramos con un entorno fácil y sencillo, basado en bloques, y con una serie de artefactos adicionales orientados a impulsar la creación de contenidos modular (y el trabajo colaborativo): bloques reutilizables y patrones de bloques, principalmente. Pero también, un impulso motivador para que los desarrolladores iniciasen la carrera vertiginosa de propocionar muchos nuevos plugins y temas orientados a bloques.

Así surgieron en 2019 proyectos maravillosos como Gutenberg Hub y el plugin Editor Plus, creados por Munir Kamal, alguien al que seguí con verdadera devoción por aquella época.Los plugins en WordPress, para los neófitos, son programas que se instalan y funcionan como extensiones a las funcionalidades originales de la plataforma.

En ese momento, yo me había dado cuenta de algo fantástico: la creación del front-end (lo que ve el usuario) de un sitio web era algo parecido a editar la página de inicio (la home). Entonces, con un tema orientado a bloques, se podía entrar a la página home y modificarla al gusto utilizando exclusivamente bloques, tanto los nativos como aquellos de los que uno dispone con esos plugins de colecciones de bloques.

Pero había un problema: la cabecera y el footer general eran innaccesibles, a nivel de poder llevar allí bloques. Y, además, estaban las áreas de widgets donde tampoco se podía incluir bloques. Para los ajenos a la técnica, las áreas de widgets son partes de un sitio web de WordPress (por ejemplo, una columna lateral o sidebar) que el desarrollador prepara para ser personalizados con algo que en WordPress se denominan widgets. Hay widgets que WordPress incorpora de manera nativa y widgets que surgen cuando instalas algún plugin.

Entonces descubrí un plugin memorable: Reusable Blocks Extended. ¿Y qué hacía ese plugin? Pues justamente lo que faltaba para poder diseñar con bloques «todo» el sitio web: habilitar un widget con el objetivo de llevar bloques reutilizablesa las áreas de widgets . Convirtiendo cualquier diseño de bloques en un bloque reutilizable tendríamos la pieza para alcanzar las áreas de widgets.

Excepto la cabecera y el footer general, a principios de 2020 ya podíamos crear completamente el front-end de un sito web.

En ese instante, no existía mucha documentación sobre el asunto. Pero yo tenía, al menos en la cabeza, el método para construir sin código, casi todo el front-end de una web (excepto cabecera y footer general).

También restaba algo para personalizar los tipos de letra y los colores de marca de los enlaces. Pero para eso existían plugins.

Y ahí fue cuando me puse manos a la obra, desarrollé un tema a partir del Sample de Genesis, al que llamé Blogpocket Nineteen; y creé Lanza tu blog, un sitio experimental destinado fundamentalmente a aprender el alcance del editor de bloques de WordPress. Grabé una serie de vídeos como guía de instalación (que ahora puedes encontrar en mi canal de YouTube) y publiqué en el blog de Lanza tu blog post relacionados con todo ello.

Pero Genesis, a pesar de su popularidad, era un sistema de pago por lo que desarrollé también otro tema, denominado Blogpocket Sustie, a partir del que hizo Jack Lennox (Susty). Hoy, Genesis y Sample son gratuitos; y el sistema de pago se convirtió en Genesis Pro.

Blogpocket Nineteen y Blogpocket Sustie son temas orientados a bloques cuya principal característica es que su página home está vacía y lista para rellenarse con bloques de Gutenberg. Hablamos de enero de 2020 y tengamos en cuenta que hasta enero de 2021, Automattic no lanzó Blank Canvas, su primer tema starter de bloques al estilo de Blogpocket Nineteen y Blogpocket Sustie.

Un poco más adelante, descubrí Blocksy un tema orientado a bloques pero que también tiene propósito de framework; es decir, de sistema que facilita distintos temas pero con el mismo núcleo operativo. Lo bueno de Blocksy es que permite personalizar la cabecera y el footer general. Así que con Blocksy ya tenemos la manera de crear completamente el front-end de un sitio web.

Y así llegamos a la perla escondida del proyecto Gutenberg: la edición completa del sitio (FSE, en inglés). De manera que todo aquello que estuvimos investigando y desarrollando artesanalmente desde finales de 2018 hasta principios de 2020, con el fin de proporcionar a los usuarios finales (sin conocimientos técnicos y/o sin posibilidad de delegar el trabajo a terceros) estaría integrado dentro de WordPress a modo de un editor de bloques vitaminado. En un momento dado, en el futuro, se podría entrar al editor del sitio y diseñar con bloques cualquier parte de la web. Y ese futuro ya está aquí: la FSE es ya una realidad y la veremos probablemente en la versión 5.9 de WordPress (a la hora de escribir estas líneas nos encontramos en WordPress 5.8).

A principios de 2021, desarrollé un tema experimental al que llamé Blogpocket Twenty (versión 1.1) para ofrecerlo en Lanza tu blog, con el fin de ayudar a entender el nuevo concepto de tema de bloques. Porque ya no son «temas orientados a bloques» sino temas plenamente enfocados a bloques, que se pueden personalizar mediante un editor del sitio. Ahora (finales de 2021) hay una versión de Blogpocket Twenty (versión 3.0) mejorada con las últimas novedades de la FSE.

Entre sneakers y tacones está hecho con Blocksy y con el método artesanal. Yo creo que Vanessa se atreverá a crear por ella misma una nueva versión de su home con la FSE. Para ello, Blocksy tendría que ser compatible con la FSE.

La edición completa del sitio es el otro gran motivo por el que Gutenberg representa una innovación, tal como afirma Richard Tabor, y como pensamos muchas personas que hemos dedicado gran parte de nuestras vidas a implementar sitios web con WordPress.

Abundando en eso, Justin Tadlock (de WP Tavern) opina que la FSE cambiará absolutamente el panorama de la experiencia de WordPress tal y como la vemos hoy, permitiendo a los usuarios cotidianos (como Vanessa) construir y publicar sitios web con control total.

Vanessa adquirió un súper poder tras una formación de corta duración en Gutenberg. Fue capaz de crear con bloques las páginas de su sitio web y, a mediados de julio de 2021, organizó el congreso online que le llevó a obtener más de 2.000 suscriptores en su lista de correo. Ella implementó, sin ayuda, también las páginas relacionadas con el congreso (programa, ponentes, etc.).

Gutenberg es un nuevo paradigma en la creación del front-end de sitios web de WordPress y en la publicación de contenidos. Los sitios son más rápidos y se gana en productividad a la hora de trabajar en la creación de contenidos.

Si todavía usas el editor clásico y todo lo anterior (si es que has sido capaz de leer hasta aquí) te suena a chino, es hora de ponerte al día porque, sin duda, te estás perdiendo algo grandioso. Y, lo que es peor, te está quedando atrás.

Si elegimos WordPress, en 2004 fue porque era una plataforma de código abierto, gratuita y flexible. Esa flexibilidad se fue perdiendo y surgieron algunos reductos que acotaban la idea original. Hay algo apasionante en Gutenberg y es que WordPress recupera aquella flexibilidad inicial. Hay muchas luces y apenas sombras en el proyecto. Las sombras (en mi opinión irrelevantes) tienen más que ver con el método de trabajo donde muchas personas trabajan al unísono. Gutenberg es un proyecto en construcción y que ha apostado por el progreso antes que por el conservadurismo. Pero eso mismo es lo que lo hace apasionante.

Suscríbete a mi newsletter si quieres recibir todos los lunes por la mañana las últimas noticias sobre WordPress y Gutenberg.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.